El cuidado de nuestro sistema respiratorio

Nuestro sistema respiratorio es muy importante para el correcto funcionamiento de nuestros órganos, cuando deja de funcionar al cien por ciento Inogen One G3 es la mejor opción para acompañarlo en sus actividades diarias incluso si desea salir de casa. Mantendrá a su sistema con el correcto nivel de oxígeno y no tiene que preocuparse si se agota ya que toma el oxígeno del aire, es más pequeño y práctico que un tanque de oxígeno.

El cuidado de nuestro sistema respiratorio suele pasarnos por alto, como es algo que sucede de manera automática no le prestamos mucha atención, no es sino hasta que se presenta alguna enfermedad que comenzamos a notarlo. Lo más común es cuando nos llegamos a enfermar de algún resfriado, pero esto es pasajero, pero qué sucedería si nos diagnostican alguna enfermedad más grave que realmente nos imposibilite realizar nuestras actividades cotidianas y nos veamos en la necesidad de llevar oxígeno portátil con nosotros todo el tiempo.

Por eso es importante el cuidado de nuestro sistema respiratorio antes de que se nos presenten complicaciones, aunque debemos tener en cuenta de que existen enfermedades que no pasan como un resfriado común y que desafortunadamente persisten y pueden llegar a estar con nosotros toda la vida. En estas situaciones es cuando el cuidado del sistema respiratorio se vuelve más delicado.

Nuestro sistema respiratorio

Primero que nada, debemos saber qué órganos componen nuestro sistema respiratorio, así podemos tener mayor noción cuando nos enfermamos de qué medidas tomar, incluso entenderemos mejor lo que el médico nos está diciendo y los cuidados que debemos tener para que no se compliquen enfermedades.

La función que realiza este sistema es la de llevar oxígeno a nuestro cuerpo y lo regresa al medio ambiente como dióxido de carbono. El oxígeno va a entrar a nuestro cuerpo y se va a distribuir a lo largo de él, pero antes va a pasar por los pulmones a través de todo un filtro.

¿Cómo se compone nuestro sistema respiratorio?

Nuestro sistema respiratorio está compuesto por:

  • Nariz: se encarga de filtrar el aire. Cuando entra lo calienta y lo humedece antes de que se vaya a los pulmones
  • Boca: aunque no lo creamos muchas personas cometen el error de respirar por la boca esto provoca resequedad, tos, amigdalitis, entre otros padecimientos.
  • Tráquea: tiene la forma de un tubo, pasa por nuestra garganta y llega hasta donde están nuestros pulmones.
  • Bronquios: son otra especie de tubos que salen de la parte de debajo de la tráquea y tenemos dos, uno que conecta con el pulmón derecho y otro unido al pulmón izquierdo.
  • Bronquiolos: son como ramitas, que salen de los bronquios y se extienden por todo el pulmón. También podría decirse que tienen apariencia de raíces que se expanden por el pulmón.
  • Alvéolos: se encuentran al final de cada ramificación de los bronquiolos y tienen una apariencia de un racimo de uvas o zarzamoras. En ellos se produce el intercambio de oxígeno a dióxido de carbono.
  • Cilios: podemos imaginarnos cómo vellos de los bronquiolos y su función es ayudar a mover y expulsar la mucosidad que se genera en los pulmones.
  • Glándulas mucosas: generan la mucosa para atrapar cuerpos extraños y después es expulsada por cilios.

Debemos cuidar de nuestro sistema respiratorio para que cada órgano que lo compone se mantenga saludable, sobre todo si somos usuarios de generadores de oxígeno portátiles, ya que es más delicado el cuidado, y no olvidar que debemos mantenernos alejados de ambientes limpios o al menos lo más libres de contaminación que se pueda.

¿Cómo cuidar nuestro sistema respiratorio?

Algunas recomendaciones de lo que podemos hacer para cuidarnos son las siguientes:

  • No fumar. El tabaco es una de las principales causas del cáncer pulmonar, también de las enfermedades más comunes de los pulmones: enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Beber agua ayuda a que nuestras vías respiratorias tengan una consistencia delgada, hace más fácil respirar y evita que nos enfermemos. En caso contrario cuando estamos deshidratados nuestros pulmones se agrandan para compensar la falta de agua, se sobre esfuerzan y se vuelven débiles.
  • Mantener ventiladas las zonas de nuestra casa donde pasamos la mayor parte del tiempo.
  • De preferencia evitar los sistemas de ventilación, si no se puede mantener lo más limpio posible.

En el caso de las personas que padecen enfermedades respiratorias más complicadas y necesitan de equipos portátiles de oxígenos, como Inogen One G3, es debido a que el oxígeno no se inhala directamente del medio ambiente, porque nuestro sistema respiratorio se ve limitado, igualmente puede seguir las recomendaciones anteriores sobre todo ventilar zonas y mantenerse alejados de fumadores.

Por otro lado, también es recomendable realizar ejercicio dentro de nuestras posibilidades para fortalecer nuestros pulmones, Inogen One G3 es adecuado para que realice sus actividades físicas, ya que es ligero y le será muy fácil cargarlo en exteriores si cuenta con su back pack, que es muy práctica, sus tirantes son ajustables y le permite llevar sus accesorios gracias a los bolsillos extras.

Debe tener en cuenta que su equipo Inogen One G3 debe estar limpio, darle mantenimiento preventivo para garantizar su óptimo funcionamiento y así mantener su calidad y durabilidad. Si requiere de alguna asesoría para el funcionamiento de su equipo llámenos a los siguientes teléfonos: (55) 6992 8350, (55) 5602 6944 y (55) 5589 1053. Estamos ubicados en Monte Líbano #1438, Int 4, Col. Lomas de Tecamachalco, 53950, Naucalpan, Estado de México.