Rehabilitación pulmonar después de una enfermedad respiratoria

La mayoría de la gente aún piensa en un tanque de oxígeno pequeño en un carrito para poder llevarlo consigo a donde quiera que vaya. A pesar de que existen tanques pequeños, estos se agotan muy rápido, deben ser rellenados, son pesados y no muy prácticos. Hoy en día contamos con una opción de oxígeno portátil mucho más cómoda, práctica y ligera, ya no te sentirás atado a tu tanque de oxígeno bromoso, porque los productos de Inogen One son tan prácticos que caben en una mochila.

Los generadores de oxígeno portátiles pueden ser empleados en la rehabilitación pulmonar por pacientes que han sufrido de alguna enfermedad pulmonar crónica, les ayuda a mejorar su calidad de vida. El objetivo de esta rehabilitación es que las personas se sientan independientes y funcionales. Una terapia así puede servir para recuperar la funcionalidad de nuestros pulmones que se vieron afectados por cualquier enfermedad pulmonar.

Beneficios de la rehabilitación pulmonar

La rehabilitación pulmonar ayuda a los pacientes a reducir la dificultad respiratoria que les dejó la enfermedad, van incrementando la tolerancia al ejercicio, los hace sentir mejor de salud, y bajan considerablemente las visitas al hospital. Es muy beneficiosa para los pacientes que tengan alguna enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La rehabilitación se puede llevar a cabo en diferentes lugares, como en el consultorio, centros ambulatorios, en su casa, en alguna clínica, para lo cual es muy conveniente que el paciente cuente con oxígeno portátil, esto le facilita demasiado el traslado, se sentirá más ligero si cuenta con un concentrador de Inogen One ya que son ligeros y prácticos y además el paciente no tendrá que preocuparse si se agota el oxígeno o por el tiempo de la batería, puesto que se le puede adaptar una que dure hasta 16 horas.

¿Quiénes llevan a cabo las rehabilitaciones?

Las rehabilitaciones son llevadas a cabo por un equipo que se compone por diferentes especialistas entre los que se encuentran fisioterapeutas, terapeuta respiratorio, un médico, un enfermero, un psicólogo, y un nutricionista. El tiempo que el paciente tenga que acudir a terapia va dependiendo de su mejora, pero puede que le tome de 8 a 12 semanas según su recuperación. Cuando la haya terminado es importante que el paciente continúe con los ejercicios que aprendió en casa.

Junto con una rehabilitación pulmonar es recomendable la oxigenoterapia, si es a largo plazo se recomienda el uso de concentradores de oxígeno portátil, así el paciente se podrá desplazar con mayor comodidad. De hecho, otro beneficio de poder desplazarse con mayor facilidad es que el paciente podrá socializar, ya que suelen sentirse aislados. Por eso es importante un psicólogo dentro del equipo de rehabilitación.

¿Qué incluye la rehabilitación pulmonar?

El paciente realiza diferentes actividades como:

  • Ejercicios físicos: reducen la inactividad y mejoran el estado físico por lo que el paciente va sintiendo una mejoría al respirar.
  • Puede haber estimulación eléctrica neuromuscular: son impulsos eléctricos que estimulan la contracción para fortalecerlos.
  • Reciben asesorías psicosociales: los pacientes suelen presentar depresión, ansiedad y estrés. Reciben asesoría para poder hacer frente a esto.
  • Se les hace una evaluación de nutrición y se les asesora: esto les ayuda a mantener un peso adecuado y a que no haya pérdida de masa muscular.
  • Se les enseña el adecuado uso de los medicamentos: qué efecto tienen cada medicamento en su cuerpo, así como el uso de inhaladores.
  • Entrenan los músculos inspiratorios, conocido como EMI: el objetivo es fortalecer los músculos que participan en la respiración. Ayuda a reducir la dificultad para respirar

El EMI también ayuda a la persona para ir aumentando su capacidad de hacer ejercicio, lo cual le permite desplazarse fuera de su domicilio si así le apeteciera, se sentirá cómodo llevando consigo su oxígeno portátil sin la necesidad de preocuparse por la batería, ya que le dura hasta ocho horas y el doble si tiene una batería de repuesto.

Un concentrador de oxígeno portátil te facilita demasiado la movilidad, en Inogen One contamos con productos que te maravillará por su practicidad. Por ejemplo, el Inogen One G3 tiene una capacidad de hasta cinco litros por minuto, es ligero pesa 2.5 kg, y no necesitas estar pegado a la corriente ya que cuenta con una batería de ocho celdas que le da una duración de ocho horas.

Siéntete en la libertad de realizar tu rehabilitación pulmonar y otras actividades en el exterior, o planear estar fuera de casa durante horas, puedes llevar el oxígeno portátil en tu back pack, que también tiene compartimentos para que lleves sus accesorios, sus tirantes son ajustables.

Si quieres adquirir tu Inogen One, llámanos a los teléfonos (55) 6992 8350, (55) 5602 6944 y (55) 5589 1053. Estamos ubicados en Monte Líbano #1438, Int 4, Col. Lomas de Tecamachalco, 53950, Naucalpan, Estado de México.