Uso de equipos Inogen One en oxigenoterapia intermitente para pacientes con EPOC

Anteriormente en este blog hablamos del uso de equipos concentradores de oxígeno Inogen One en el tratamiento de personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC. La oxigenoterapia se cataloga como terapia pulmonar en la atención de este tipo de padecimiento, y tiene como objetivo reducir los riesgos de complicaciones y mejorar la calidad de vida de quienes la presentan para que logren continuar con sus actividades cotidianas y mantener en medida de lo posible, su independencia funcional.

Las condiciones bajo las que se indica la oxigenoterapia, y las características de la misma, varían de una persona a otra según el nivel de gravedad de su enfermedad y las causas que la originan. Para quienes no se encuentran en un grado muy avanzado, no es necesario que se suministre oxígeno de manera continuada, y es sólo durante el esfuerzo o por la noche que se tiene que recurrir al uso de un dispositivo de concentración de oxígeno.

Para que nuestros lectores conozcan más acerca del uso de los equipos que en Inogen ponemos a su alcance como tratamiento de oxigenoterapia intermitente, en esta ocasión hablaremos de algunas generalidades de sus características cuando se indica durante la noche o cuando los pacientes con EPOC realizan esfuerzos.

Para comenzar, es importante recordar que la oxigenoterapia se indica en episodios de hipoxemia para evitar complicaciones derivadas de una deficiencia en la administración de oxígeno a la sangre, y su uso no es exclusivo para tratar pacientes con enfermedades pulmonares. De hecho, la oxigenoterapia es muy empleada por quienes realizan actividades en las que se exponen a cambios constantes de presión atmosférica o enrarecimiento del aire, por ejemplo, cuando van a montañas muy altas o al trabajar en entornos donde se emiten gases tóxicos, ello para contar con suficiente oxígeno que ocasione problemas de salud.

En el caso de quienes padecen EPOC, la oxigenoterapia forma parte del tratamiento general que permite reducir los riesgos de una insuficiente concentración de oxígeno en la sangre y como ya mencionamos, según la gravedad del padecimiento, los especialistas pueden indicar que se administre de manera continuada, o bien, de forma intermitente sólo durante la noche o cuando se realizan actividades que implican un esfuerzo.

La hipoxemia nocturna llega a ser bastante común en pacientes con EPOC, y debido a que una de las complicaciones de esto es la hipertensión pulmonar, es fundamental que se cuente con una vía de suministro de oxígeno que permita atender los cambios en las exigencias de respiración durante los estados de sueño. Son los especialistas quienes determinan si una persona con EPOC requiere o no de oxigenoterapia nocturna, y esto lo hacen a partir de la presión arterial de oxígeno durante el día. En pacientes con hipoxemia de moderada a severa durante el día, que presentan desaturación nocturna deficiente, se indica oxigenoterapia durante la noche, la que además de reducir los riesgos de complicaciones como el desarrollo de hipertensión pulmonar, mejora la calidad de sueño.

El uso de concentradores de oxígeno Inogen One domiciliarios está recomendado en estos casos, y las configuraciones del equipo siempre se tienen que realizar según las indicaciones del especialista, quien por lo regular, cuando el paciente con EPOC u otra enfermedad pulmonar presenta hipoxemia nocturna, pero no la manifiesta durante el día, no indica el uso de oxigenoterapia durante la noche. Pero nuevamente insistimos en la importancia de consultar al especialista antes de adoptar cualquier medida que pueda poner en riesgo su salud.

Por otro lado, la oxigenoterapia también se indica a pacientes que presentan hipoxemia durante actividades físicas que exigen un esfuerzo, y esta es fundamental para la sobrevivencia de personas que padecen EPOC. Es precisamente por esta razón que se recomienda a quienes presentan un grado avanzado de la enfermedad que cuenten con dispositivos de suministro de oxígeno portátiles, los que les permiten actuar de manera inmediata en caso de que se llegue a presentar una crisis respiratoria.

Incluso en personas que cuentan con salud y una buena capacidad pulmonar, durante las actividades físicas por la mayor demanda de energía y consumo de la misma es posible que se presente hipoxemia, y esto es mucho más frecuente en quienes tienen hipoxemia durante estados de reposo, como pueden ser los pacientes de EPOC. El uso de sistemas portátiles de oxigenoterapia es altamente efectivo a corto plazo y contribuye a incrementar el desempeño y mejorar los indicadores de hipoxemia. La manera en que se brinde oxigenoterapia en estas situaciones de igual forma, varía de una persona a otra y se debe consultar a un especialista quien indicará el tipo de actividades que están permitidas por cuestiones de seguridad, y el suministro de oxígeno en estos casos.

Hay diferentes estudios que han demostrado que en pacientes con EPOC, el uso de dispositivos de oxigenoterapia aumenta su tolerancia al esfuerzo y resistencia, disminuyendo su frecuencia respiratoria y mejorando su oxigenación cerebral, lo que demuestra nuevamente que la indicación terapéutica de suministro de oxígeno complementario ofrece muchos beneficios a pacientes con enfermedades crónicas respiratorias.

Si bien los beneficios que tiene la oxigenoterapia en el tratamiento de pacientes con EPOC y otras enfermedades cardiorrespiratorias son numerosos y se ven reflejados en una mejora en su calidad de vida, es indispensable que se sigan las indicaciones de modo de administración de oxígeno y concentraciones del mismo para que el tratamiento sea realmente efectivo, independientemente de si se trata de un tratamiento de suministro continuo o intermitente, nocturno o en situaciones de esfuerzo físico. En todo caso, las características de los equipos deben responder a los requerimientos de oxígeno determinados por el médico, y para su elección es necesario que se revise la información de especificaciones técnicas cuidadosamente para asegurarse de que el equipo puede configurarse según los requerimientos médicos establecidos.

La calidad de los dispositivos es también muy importante, así como su facilidad de uso, en particular cuando se trata de equipos portátiles, pues esto influye en el servicio que ofrezcan y en que el oxígeno se encuentre disponible cuando se presente una situación que lo requiera. Es precisamente por esta razón que se recomienda optar por equipos como los de Inogen One, que no necesitan de una fuente de almacenamiento de oxígeno, y por tanto su suministro no se encuentra limitado, característica particularmente útil para quienes deben recibir un tratamiento continuo, como es el caso de los pacientes con EPOC.

En Inogen comercializamos la más alta calidad en equipos para oxigenoterapia. Para conocer todas sus características, los invitamos a que se pongan en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos y les brindaremos asesoría especializada en la elección del dispositivo Inogen One que se adapte de mejor manera a sus necesidades.